Cuatro trucos básicos de un experto para reformar tu casa


Quieres darle otro aire a tu vivienda pero no sabes cómo hacerlo: lógico, no todos sabemos de todo. Y te gustaría contar con los consejos y truquillos de un profesional en la materia, imaginemos, alguien que se dedica, por ejemplo, a la rehabilitación de patrimonio histórico. ¿A qué molaría tener esos consejos para remozar tu casa?

Mira qué es lo que no tienes y qué es lo que quieres conservar.

A veces compramos un local o piso viejo y pensamos en tirar todo y hay cosas que se pueden conservar o darles una segunda vida. Por ejemplo, imagina que compras una casa que tiene las paredes empapeladas. Más allá de conservar ese papel, si es que te gusta (lo ‘vintage’ vuelve), también puedes quitarlo y, en vez de pintar la pared, dejarla tal cual: “Le pones un fijador y lo dejas tal cual. Habrá manchas, pero no deja de ser un lienzo precioso”, comenta.

Los espacios tienen que tener historia

Compramos una casa y nos ponemos a amueblar como locos, para dejarlo todo niquelado en una semana. Y no: “Tómate tu tiempo, dota tu casa de cosas que de verdad te gusten, no se trata de salir del paso poniendo todos los muebles de una vez. La casa se debe personalizar, no se trata de que parezcan todas las mismas”, añade.

Si tienes que reformar, lo puedes hacer por fases

Es verdad que aquí el argumento económico (y de fastidio que suponen las obras) es de peso, pero quizás te convenga hacer una reforma mínima y luego vas adaptando el espacio, porque tus necesidades también cambian con el paso del tiempo (hijos que llegan, hijos que se van, …).

Utiliza materiales sencillos y baratos

“Las cosas hay que gastarlas, las cosas vividas son muy bonitas. Por ejemplo, en vez de poner un parquet nuevo que te va a costar un ojo de la cara y que tienes que cuidar al máximo, plantéate un parquet industrial. Es muy bonito, muy versátil y no tienes que tener tanto cuidado con él como con uno nuevo”.

Fuente: Idealista

Abisur

Los comentarios estan desactivados.